Quiénes se benefician

Las personas con especiales dificultades de acceso al mundo laboral: personas con algún tipo de discapacidad, personas con trastorno mental y personas en situación o riesgo de exclusión social (jóvenes, mayores de 45 años, inmigrantes, parados de larga duración, mujeres afectadas por situaciones de violencia de género, discapacitados…).

Las empresas: ofrecemos a las empresas un programa de responsabilidad social empresarial (RSE) en integración laboral con un servicio integral. La RSE repercute positivamente en la empresa, ya que proyecta una imagen de preocupación por los problemas sociales que impacta positivamente entre sus trabajadores y accionistas, así como en el consumidor y la opinión pública, aportando un valor añadido a la empresa.

Las entidades sociales: colaboramos con entidades sociales adheridas al programa de inserción laboral, que generan mayores oportunidades de ocupación en la empresa ordinaria a través de la red de técnicos de inserción laboral.