INCORPORA

Incorpora: una nueva forma de aportar valor a su empresa

El programa Incorpora de la Obra Social "la Caixa" facilita la integración laboral a personas en riesgo de exclusión social.

Incorpora de "la Caixa" es un programa de intermediación laboral que combina de forma óptima las necesidades del tejido social y empresarial, para asegurar el éxito en la integración laboral.

Con este fin, ofrecemos un servicio integral gratuito con técnicos de inserción laboral que proporcionan todo el asesoramiento necesario para la empresa, así como pleno apoyo en todas las fases del proceso: desde la selección hasta la completa integración en el puesto de trabajo.

Además, el hecho de disponer de un programa de responsabilidad social contribuye a mejorar nuestra sociedad y, a su vez, repercute positivamente en la imagen de la propia empresa, tanto entre sus accionistas como entre sus trabajadores y clientes.

 Con la integración laboral, su empresa sale ganando

La aplicación de una política empresarial socialmente activa conlleva una serie de ventajas fiscales y laborales que favorecen, por ejemplo, la competitividad de la compañía.

  • Ventajas fiscales y laborales 
  • Las empresas que desean ejercer un papel activo en y para la sociedad pueden beneficiarse de diferentes incentivos a la contratación. Estas gratificaciones son fruto de la voluntad política y administrativa de fomentar el empleo en colectivos desfavorecidos.
  • Las posibilidades son muchas y su aplicación exhaustiva a una situación concreta requiere de un especialista. Por ello, los técnicos de inserción laboral de la Asociación Cultural Gutenberg que colaboran con el programa Incorpora de "la Caixa", asesoran al empresario acerca de los beneficios, bonificaciones e incentivos a los que puede acogerse su compañía en cada caso, en función del perfil del empleado o empleados que contrate. 
  • Las ayudas se implementan:
    • A escala estatal:
      • Por lo que respecta al conjunto del estado, y en el ámbito de la inserción, la Ley de Integración Social de Personas con Discapacidad determina la obligación de que las empresas con más de 50 trabajadores cuenten, entre sus empleados, con un 2% de personas con alguna discapacidad. En este caso, el empresario se beneficia en de la exención en el pago de las cuotas a la Seguridad Social de la persona contratada.
      • Del mismo modo, para colectivos con especiales dificultades, según su condición (parados de larga duración, jóvenes menores de 25 años o desfavorecidos por cuestiones socioeconómicas), los decretos de fomento de empleo que cada año promulgan los servicios públicos de empleo establecen, en cada caso, las ventajas en la contratación o el descuento en las cuotas de la Seguridad Social. Además, las administraciones de ámbito autonómico o local pueden aumentar este tipo de ventajas con otras que las complementen.
      • Para información más detallada, puede consultar las bonificaciones a la contratación laboral.
    • A escala autonómica:
      • Los institutos de empleo de las distintas administraciones autonómicas desarrollan planes de fomento de la ocupación para varios colectivos específicos en situación o riesgo de exclusión social.
      • Si desea información más personalizada, puede acercarse a la Asociación Gutenberg.

 

  • Cláusulas sociales 

La Ley 30/2007 de Contratos del Sector Público establece que, en igualdad de condiciones, los órganos de contratación podrán determinar la preferencia en la adjudicación de contratos para aquellas empresas que tengan en su plantilla un número de trabajadores con discapacidad superior al 2%.

Al licitador que opte a prestar servicios a la Administración, puede pedírsele que cumpla ciertos requisitos en este aspecto (en ocasiones, de carácter excluyente y, en otras, de carácter optativo). 

Además, la Administración debe priorizar a las empresas sin ánimo de lucro o con compromiso social en la adjudicación de determinados servicios. 

Hay que tener en cuenta, además, que la Administración, por ley, debe contar entre su personal con un 5% de trabajadores con discapacidad. Cuando no es así, puede subcontratar servicios con empresas de inserción o empresas sociales hasta llegar a dicho porcentaje.

  • RSE: una actitud muy ventajosa

A través del fomento de la responsabilidad social empresarial (RSE), el programa Incorpora de "la Caixa" ofrece a las empresas la posibilidad de adquirir una actitud socialmente activa, vinculando desde clientes y proveedores hasta trabajadores y accionistas. De este modo, se introducen valores de mejora social y económica.  

1. Valor añadido 

Este tipo de iniciativas repercuten favorablemente en todos los ámbitos de la compañía, empezando por su contribución a proporcionar un valor añadido a la marca, posicionándose y diferenciándose de sus competidores. La RSE es también una excelente herramienta de marketing que permite el aumento de la facturación, así como la fidelización de sus clientes. 

2. Entorno social

En el ámbito de la interacción de la empresa con su entorno social, Incorpora de "la Caixa" permite a las empresas anticiparse a las exigencias legales en materia de integración, a la vez que contribuye a proporcionar fluidez al diálogo con el resto de agentes sociales. Esta imbricación en la sociedad facilita, además, a detección de oportunidades de negocio con la mayor rapidez posible. 

3. Imagen de la empresa

La mejora de la imagen de la empresa a través de la RSE posibilita un mayor nivel de implicación de los trabajadores y trabajadoras con la misma. Así, estos incrementan su productividad y participación, porque se sienten más motivados y con mejores perspectivas de desarrollo profesional; del mismo modo, la implementación de políticas de esta índole ayuda a disminuir el absentismo laboral y permite aflorar el talento colectivo y retener el talento individual mediante la mejora del clima laboral. 

4. Opinión pública

En definitiva, además de fortalecer su imagen de marca, las empresas con una política de RSE como la que ofrece el programa Incorpora de "la Caixa" consiguen un valor añadido que se convierte en una interesante herramienta de competitividad empresarial.

Apoyo y seguimiento

Antes, durante y después, al lado del proceso de integración laboral 

La labor de apoyo y seguimiento por parte de los técnicos de inserción es fundamental para que, tanto la empresa como el trabajador, experimenten un óptimo proceso de integración. Por ello, los técnicos desarrollan las siguientes pautas de actuación: 

Asesoramiento en la detección y análisis de necesidades de contratación.

Los técnicos del programa pueden ayudar a la empresa estudiando su dinámica de actividad y su flujo de contratación. Así, es más sencillo sincronizar las colaboraciones de integración de personal (e, incluso, las formativas) entre la empresa e Incorpora. 

Apoyo en el análisis y la definición de perfiles profesionales según los requerimientos de la empresa. 

Es importante detallar el perfil de persona requerido para cada puesto de trabajo ya que, en ocasiones, las ofertas solo definen una categoría (por ejemplo, ayudante de cocina), con pocos detalles sobre los requerimientos exigidos y las tareas a realizar. Esto evita que se ocasionen equívocos y diferencias importantes entre la necesidad real de la empresa y la necesidad interpretada por el técnico de Incorpora.

Realización de procesos de preselección. 

Incorpora realiza la preselección de las personas candidatas que considera idóneas para los puestos de trabajo requeridos por la empresa; aun así, será esta última quién determinará su admisión o no en el proceso de selección. Mediante estos procesos, se facilita el emparejamiento entre la oferta laboral y la persona candidata, es decir, a la empresa no le llega un demandante de ocupación, sino la persona candidata óptima para ocupar aquel puesto de trabajo. 

Reclutamiento activo de personal. 

Incorpora será un proveedor de personal de referencia para la empresa, ya que conoce sus necesidades, así como la ocupabilidad de las personas que atiende. 

El programa ofrece un servicio de calidad que se concreta en la presentación de los candidatos y candidatas preseleccionados, así como en el compromiso de realizar un seguimiento exhaustivo del proceso de incorporación, adaptación y mantenimiento del puesto de trabajo. 

Seguimiento:

De los trabajadores 

El técnico de Incorpora será el referente de la persona integrada y favorecerá su progresivo crecimiento competencial, facilitando el mantenimiento del puesto de trabajo y potenciando su promoción laboral.

De las incidencias

En cualquier momento del proceso, la empresa dispone de un interlocutor para responder ante las dudas e incidencias que surjan.

El tipo y la periodicidad de seguimiento, sea presencial o no, se acordará entre los implicados

Una gran oportunidad para los más desfavorecidos

En Incorpora, somos conscientes de que el trabajo brinda a las personas la oportunidad de desarrollarse; por eso, impulsamos la integración laboral de los colectivos en riesgo de exclusión social:

  1. Personas con discapacidad física, psíquica, sensorial y con trastorno mental.
  2. Inmigrantes Jóvenes con dificultades.
  3. Mujeres víctimas de violencia doméstica.
  4. Parados de larga duración.
  5. Mayores de 45 años Personas privadas o ex privadas de libertad.